28.6.04

Callar es un arte..

Callar sobre su propia persona, es humildad.
Callar sobre los defectos de otros, es caridad.
Callar cuando uno está sufriendo, es heroísmo.
Callar delante del sufrimiento ajeno, es cobardía.
Callar delante de la injusticia, es debilidad.
Callar cuando el otro está hablando, es delicadeza.
Callar cuando el otro aguarda una palabra, es omisión.
Callar y no decir palabras inútiles, es penitencia.
Callar cuando no hay necesidad de hablar, es prudencia.
Callar cuando Dios nos habla al corazón, es silencio.
Callar delante del misterio que no comprendemos, es sabiduría.